Soledad Pastorutti cumple 40: la crisis de la mediana edad y seguir adelante

Los cambios de década son movilizantes para todos. En el caso de Soledad Pastorutti, la crisis de la mediana edad llegó el año pasado, un poco antes de tiempo, ya que recién cumplirá 40 dentro de dos semanas. Primero se quebró el pie, después tuvo problemas de estómago que arrojaron el resultado de tener intolerancia al gluten, y finalmente todo eso afectó su voz.

“Hice no sólo una reeducación de la voz -cuenta la Sole-, sino de toda mi forma de vivir. Siempre creí que lo podía todo. Vengo de una educación de familia italiana donde todo debía ser esfuerzo y los esfuerzos sirven para conseguir logros. Creo mucho en eso, pero quizás me estaba esforzando en demasía y un día me di cuenta que tenía que hacer que las cosas a mi alrededor contribuyan a la artista”.

Su primera solución fue armar un equipo de trabajo con fonoaudióloga, profesora de canto y kinesiólogo. Después alguien le preguntó si alguna vez había hecho terapia, así que sumó un psicólogo y le encantó: “Descubrí un montón de cosas que me conectaban con mi viejo y que tal vez me estaban frenando. Porque muchas cosas de mi carrera tuvieron que ver con mi papá, incluso el género musical que abordé desde un principio. Quizás en este momento, y aunque suene muy cliché de moda, estoy soltando aquel pasado que me daba un poco de miedo. Hoy me toca a mí y lo descubrí después de muchos años”.

-Sí. Para alguien que toda la vida cantó, fue duro no poder cantar. Todo ese proceso no fue largo, pero mientras duró hasta llegué a preguntarme si esto era mi profesión. “¿Cómo puede ser que me dedico a esto y no lo puedo hacer?”, me preguntaba. Fue como que perdí el camino. Sentí que había perdido a esa niña valiente que revoleaba el poncho. Pero me propuse superarlo y me puse las pilas. Trabajé mucho, lo sigo haciendo y ya estamos ahora en este punto. Me acompañó mucho mi familia. Mi marido es un genio y me banca en todas, en el día a día en casa.

-No soy muy amiga de mostrar lo privado, pero en este nuevo disco hay una canción (Tal como siento) que hice para él y puse un poco de la letra en el tuit, por ejemplo la frase “Te miro y te elijo mil años de nuevo”.

La verdad es que tengo al lado un hombre genial. Es un tipo que me acompaña bien. Primero, es un gran padre y toda esa parte que también me sigue enamorando de él. Quise hacerlo público en estos tiempos donde la pareja parece estar un poco devaluada. Fue una de las pocas veces que me abro como mujer a contar lo que realmente me pasa a mí.

Aunque algunos días no estés tu primerote miro y te elijo mil años de nuevo… #TalComoSientohttps://t.co/WjtEMrPmjT

-Paradójicamente, el receso forzado por la pandemia te vino bien para parar un poco, ¿no?

-Sí. Esa es la lectura acertada. Hoy no, porque estoy harta de la cuarentena, ¡pero los primeros meses me vinieron tan bien! Primero, para revalorar un montón de cosas y parar la pelota. Nunca había caído en la cuenta de los logros y los premios que tenía, porque siempre estaba en una rueda que no paraba de girar. Resolvía sobre la marcha lo que ocurría en el momento, sin saborearlo. Ahora ya quiero que termine, ir de gira y todo, pero la pasé muy bien en esos primeros meses de cuarentena. Hago la aclaración que también lo disfruté porque pude hacerlo así, porque sé que mucha gente no pudo salir a laburar y la pasó mal.

-Se me vino encima. ¡No puedo creer que voy a cumplir 40! Si bien lo venía pensando, nunca pensé que iba a llegar tan rápido. Me acuerdo cuando mis viejos tenían 40 y para mí eran muy grandes. Me acuerdo que mi viejo a los 40 tuvo un quiebre muy grande porque dejó su laburo de mecánico y se dedicó más a lo que estábamos haciendo con la música. Por eso yo siempre dije “A los 40 dejo de laburar”, y ahora llegan los 40 y no se me cruza por la cabeza hacer eso.

-Me gusta festejar. Me imaginaba una gran fiesta que no va a ser como yo quería, por las circunstancias que estamos viviendo. Quería hacer una fiesta como la de mi casamiento, donde tuve 800 invitados. Quería unir todo el mundo de los artistas con las personas de Buenos Aires y Arequito, pasarla bien y bailar. No voy a poder hacer la fiesta como quería pero vamos a hacer el recital en el Movistar Arena, que iba a ser presencial y va a ser virtual.

Vamos a presentar este disco y después va a haber una sorpresa para que la gente baile y se divierta en su casa. Dudé mucho de hacer esto, porque tenía miedo que la gente tome a mal que quiera festejar en el medio de un momento como éste. Pero siempre traté, frente a cualquier situación de la vida, incluso dolorosa, encontrar las cosas buenas y positivas. No podemos perder la capacidad de ser feliz, de la sonrisa. Como decía Horacio Guarany: “Es una obligación ser feliz”. Y si nosotros no buscamos eso, nadie va a venir a regalarnos esos momentos. Nosotros mismos lo tenemos que generar.

En su nuevo álbum, Soledad tiene una canción dedicada a su marido. Algunas de las frases del tema las adelantó en Twitter.

-¿Qué le dirías a esa chica de 15 que no pudo cantar en Cosquín y al año siguiente se le dio y cambió todo?

Le diría “Gracias por insistir”. Fue lo que le dije a mi viejo cuando festejamos en Cosquín los veinte años de carrera. Porque en realidad yo no fui la insistente en ese momento. Lo que hice fue acceder a un pedido de mi papá, que siempre me pudo, porque tiene una personalidad muy especial: es recontra insistente, pero también recontra amoroso. Y a esa chica también le diría gracias por haberse cuidado, porque tenía 15 años y sin saber que me había convertido en una artista profesional ya estudiaba canto, se cuidaba mucho la voz y no salía a bailar si un fin de semana tenía que hacer una peña en un festival. El compromiso que tuve a una corta edad me valió de mucho y lo tuve más con mi viejo que con mi público. Pero bueno, lo agradezco porque hoy tengo una profesión que no solamente es lo que amo sino que también es de lo que vivo y de lo que viven todas las personas que me rodean.

El tifón de Arequito. La Sole deslumbró siendo una adolescente en el Festival de Coswquín y nunca paró. Fotos Gentileza Producción Soledad Pastorutti

El nuevo álbum Parte de mí se anuncia como su disco más personal y el slogan no es exagerado. Hay 14 canciones y sólo hay dos (una de Leonel García y otra de Teresa Parodi) que no la incluyen en las autorías. Y en las demás convocó a un verdadero dream-team de compositores y productores, por ejemplo Carlos Vives, Claudia Brant, Cheche Alara, Rodolfo Lugo, Juan Blas Caballero, Cuino Scornik y Nico Landa.

Además, hay dúos con Kany García, India Martínez, Paula Fernándes, Matías Carrica y Los Auténticos Decadentes.

Como anticipo, en los últimos meses se fueron lanzando La Gringa, Aunque me digas que no, Tal como siento y La Valeria, que ya superan 10 millones de reproducciones en YouTube. El nuevo corte es Quién dijo, con videoclip filmado por Joaquín Cambre entre Miami y Arequito.

-Repasemos algunos momentos importantes de tu carrera. El festejo de “10 años de Soledad”, en 2005.

-También fue una gran bisagra. Fue encontrarme a Afo Verde (hombre fuerte de la discográfica Sony), quien me alentó muchísimo a escribir mis propias canciones y fue una de las personas que me ayudó a revisar el pasado y revalorizar todo lo que había logrado hasta el momento y ver que había también un camino muy largo por delante.

F-ue una puerta muy interesante que se abrió, y Afo fue también el culpable de eso. Hay mucha generosidad en el rock y cabezas más abiertas que en otros géneros. Calamaro me había invitado en el ’97 al Gran Rex cuando los dos estábamos presentándonos ahí. Me mandó un ramo de flores con una tarjeta que decía “Para saber cómo es la Soledad” (NdR: el título de una canción de Almendra) y cantamos Que nadie sepa mi sufrir.

-Fue maravilloso. Un encuentro con amigos, donde la responsabilidad compartida hizo que pueda disfrutarlo mucho más. Nos conocíamos, pero en la gira hablamos de todas las cosas que nos han pasado y nos entendimos más. Tenemos tanto en común que fue genial. Fue un disfrute total y una gran fiesta de folclore.

-Todas me gustaron, de todas aprendí, las volvería a hacer y estaría abierta a hacerlo si hay nuevas oportunidades. Donde más aprendí y crecí fue con Ecos…, porque tuve que entrevistar a mucha gente. Me acerqué mucho a ellos, se me guardó cada una de las palabras que dijeron, superé prejuicios y ellos superaron prejuicios conmigo. Y con los realities también estuve con compañeros de la música, conocí gente nueva y vi el talento que hay oculto en este país. Traté de ser muy cuidadosa, porque nunca sabés a quién tenés enfrente, porque no podés negar un gran talento aunque a vos no te guste.

-Fue un muy buen intento de que el mundo nos conociera desde otro lugar. Me parece que habría que repetirlo.

-¡Uf! Tanto el accidente como el robo que tuvimos grave en casa fueron dos marcas muy crueles. Por suerte son cicatrices y no heridas abiertas ni nada que me haya frenado. Fue muy fuerte porque -primero- un compañero nuestro no pudo trabajar más con nosotros a partir de ahí. Segundo, porque te empezás a plantear todo, porque cantar es mucho más que subir a un escenario, y todo el tiempo estás expuesto en la ruta. Hay mucho esfuerzo atrás y por eso mismo le puse tanta garra y pasión a este disco nuevo, porque siento que sí o sí tiene que valer la pena.

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Registro Propiedad Intelectual: 4347221. Propietario Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. © 1996-2020 Clarín.com – Clarín Digital – Todos los derechos reservados.

Source: https://www.clarin.com/espectaculos/musica/soledad-pastorutti-cumple-40-crisis-mediana-edad-seguir-adelante_0_SPuhO5AGS.html

World news – CO – Soledad Pastorutti cumple 40: la crisis de la mediana edad y seguir adelante

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *